Desde hace un tiempo hacia aquí, las aguas del sector farmacéutico español no andan muy tranquilas precisamente y, la oficina de farmacia en particular no queda fuera de estas corrientes.

ImagenSi hacemos un símil con el descenso de ríos por aguas bravas, generalmente llamadas rápidos, podríamos decir que la farmacia ha entrado de lleno en ellos y que debe de saber navegar si no quiere naufragar.

Con aguas tranquilas, muchas oficinas de farmacia han ido adquiriendo  hábitos en su dia a dia y han automatizado tareas incluso cayendo en la desidía en algunas de ellas. Todo valía, todo funcionaba,el riesgo no era patente.

Con la llegada aguas menos tranquilas, muchas no se dan cuenta de que deben de cambiar su manera de navegar y quedan  expuestas en mayor medida a los vaivenes del río.

Es por ello que es recomendable hacer una revisión a fondo de todas las tareas que se realizan en la farmacia y cambiar o, eliminar algunas de ellas. Debemos de adquirir nuevos hábitos, nuevos protocolos, nuevas maneras de vender que nos ayuden a superar las turbulencias. Lo que en aguas tranquilas funcionaba, puede no funcionar ahora.

Si revisamos nuestra farmacia nos daremos cuenta de que muchas cosas se pueden mejorar y, con ello provocaremos un cambio positivo en la dinámica interna.

Desde Admyra recomendamos ;

1.- Revisa tus tareas y, elimina los malos hábitos que permanecen por costumbre.

2.- Introduce cosas nuevas. Tecnología, nuevos enfoques comerciales, nuevos productos. No te acomodes nunca. Recuerda que lo que antes se vendía, ahora puede no venderse y, lo que antes funcionaba puede no hacerlo ahora. Anticípate a los cambios del mercado.

3.- Revisa el stock y busca nuevos nichos de mercado que se adapten a tu público. ( herboristería, productos naturales, dietética, ortopedia, veterinaria, etc…)

4.- Mira más allá.  Expande tu actividad especializándote en determinados servicios y haz que otros clientes no habituales entren a tu farmacia. Si no lo consigues de manera física, las redes sociales son una buena herramienta para dar a conocer tu farmacia, los productos de parafarmacia y  los servicios que ofrece.

5.- Controla todo y cuanto se hace en la farmacia. Es recomendable tener todo plasmado en un documento en el que se recojan las acciones realizadas, cuantificarlas y, medirlas. También es recomendable tener plasmado todas y cada una de las tareas de la farmacia así como sus responsables. Revisalas constantemente y estate atento a las desviaciones para poder corregirlas. Si no controlas, no gestionas.

6.- Recuerda que no navegas sólo. Una de las modalidades mas populares del descenso de ríos es el rafting, en una misma barca van varias personas. Pues bién en la farmacia también suelen trabajar varias personas. Implica al equipo para desallorar todas y cada una de las acciones y tareas previstas. Si no se involucran todos será difícil mantener la barca a flote.

Imagen

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s