Artículo escrito por Salvador ferrando Boigues y publicado originalmente en http://www.clubdelafarmacia.com

ImagenEl escaparate de la oficina de farmacia es nuestro mejor vendedor, promociona nuestros productos las 24h al día y 7 días a la semana.
Es por ello que debe ser impactante y visualmente atractivo. El escaparate durante la época navideña merece un trato especial,puesto que estamos ante una de las épocas de mayor consumo del año.

Las últimas semanas del año tienen una especial carga emocional: reuniones familiares, encuentros con amistades, felicidad, alegría, regalos, etc. La farmacia debe ser consciente de esta carga emocional y ser capaz de transmitirla a través del escaparate.
El escaparate navideño debe ser un reflejo de la sociedad y, por tanto, debe proyectar mensajes en consonancia a las costumbres y los valores de los consumidores a los que pretendemos llegar en estas fechas.

Composición del escaparate

Componer es el arte de ordenar volúmenes en un espacio guardando el orden y el sentido. A la hora de plantearnos la composición del escaparate, será fundamental tener claro dos aspectos:

• Qué queremos comunicar y, por lo tanto, cuál es nuestro mensaje o lema.
• Qué pretendemos con nuestro mensaje y por tanto cuál es nuestro objetivo.

Algunos lemas para nuestro escaparate navideño pueden ser:
• La farmacia es un regalo.
• Regala salud.
• Regala bienestar.
• Estas navidades, ponte guapa (cosmética).
• Nuestros pequeños protagonistas (fotos de niños).
• Estas fiestas, siéntete bien.

Para llevar a la práctica estas primeras ideas, planearemos también:
• Los productos que queremos exponer
• Los elementos de animación (módulos, fondos, cartelería, displays, elementos ornamentales, etc.)

En nuestra ventana navideña abierta al cliente, se nos olvidan frecuentemente los productos a exponer, o son “vampirizados” por los elementos de animación, que cobran mayor protagonismo. Así, en ocasiones podemos ver belenes muy bonitos, árboles de navidad majestuosos… pero no podemos distinguir el producto que queremos promocionar, que se pierde o no existe.

Podemos recurrir a tópicos que funcionan, como el portal de Belén y los abetos adornados, pero intentando adaptarlos o transformarlos a fin de diferenciar de esta manera nuestra composición (el árbol con cajas de medicamentos como adornos navideños, por ejemplo).

Productos a exponer

Los productos deben ser los protagonistas y toda la atención del escaparate debe recaer sobre ellos, por lo que deben estar perfectamente visibles. Debemos intentar que sean productos de actualidad (no de años anteriores), tener en cuenta su estética (colores y
tamaños) y no recargar con demasiado número de ellos.

Muchas son las referencias existentes en la oficina de farmacia pero, a la hora de componer el escaparate navideño, ¿qué exponemos?

Los productos expuestos deben estar en consonancia con el lema propuesto.
La Navidad es época de regalos y en la farmacia existe gran cantidad de productos susceptibles de convertirse en un inmejorable regalo de Navidad.

Por ejemplo:
• Productos de cosmética
• Tensiómetros y Termómetros digitales
• Cepillos dentales eléctricos
• Humidificadores
• Cestas personalizadas de productos de higiene
• Cestas personalizadas de productos infantiles

Elementos de animación

Estos elementos son los que nos proporcionarán el impacto visual y nos diferenciarán del resto de farmacias.

• Fondo. El fondo es la base del escaparate y el que va a determinar su éxito o fracaso final. Sin un fondo, la presentación del producto queda deslucida, perdiéndose su efecto. Es muy típico ver la parte trasera de los diferentes expositores desde el escaparate de la farmacia. Para evitarlo podemos utilizar telas, papeles, lonas impresas, etc.
• Soportes para los productos. Cubos de metacrilato (transparentes, blancos, vinilos adhesivos, etc.), plataformas de madera, cajas de embalaje pintadas. Con ellos podemos
conseguir multitud de efectos visuales y de puntos de atención, jugando con las alturas y profundidades.
• Displays. La farmacia suele tener material de merchandising proporcionado por los laboratorios farmacéuticos. Este material puede ser utilizado también a la hora de componer el escaparate, pero debemos tener en cuenta que esté acorde con nuestra
composición (color, tamaño, forma) y que no desvíe la atención del producto expuesto.
• Elementos ornamentales. Para el escaparate navideño, cobran especial relevancia este tipo de elementos, puesto que deben evocar la época del año en la que nos encontramos. Aquí podemos utilizar guirnaldas, bolas de diferentes colores, elementos naturales (flores, agua, césped artificial, etc.). Nunca deben eclipsar al producto.

Es importante remarcar que la naturalidad y la sencillez son elementos importantes a la hora de componer un escaparate. Cuanto más sencilla y natural sea nuestra composición,
mejor se captará el mensaje que queremos transmitir. Tienen especial relevancia los colores de los elementos utilizados: debe de haber una homogeneidad de los mismos o, al menos, una cierta armonía cromática.
• Pantallas de televisión que nos muestren vídeos de nuestra oficina de farmacia, de los beneficios de determinado producto, imágenes con referencias al lema elegido, etc.
• Luces. De la misma manera que los elementos ornamentales, las luces se vuelven fundamentales en los escaparates navideños. Se aconseja huir, en la medida de lo posible, de las clásicas luces de bazar y ser originales en la utilización de este recurso. Jugar
con la luz, las sombras y los reflejos para destacar el producto. Existen infinidad de posibilidades para captar la atención de los viandantes.
• Cartelería. La cartelería nos va a ayudar a comunicar nuestro mensaje. De la misma manera que recomendamos no colocar productos en exceso, también recomendamos no colocar demasiados carteles, ya que distorsiona el mensaje. Los escogidos, deben estar acordes a la composición y por supuesto con un texto legible, concreto y sin faltas de ortografía. Marcar siempre los precios de los productos.
• Vinilos. Este elemento es muy vistoso, puesto que podemos plasmar en él cualquier dibujo, texto, figura o forma. Normalmente los utilizaremos adheridos a los cristales, bien por la parte interior, bien por la exterior.

El escaparate está llamado a convertirse en el eje principal de nuestra comunicación con el exterior. Por ello debe tener su continuidad en el interior de la farmacia. Algunos de los elementos utilizados en él (cartelería, elementos ornamentales, etc.) nos pueden servir de hilo conductor en la experiencia de compra y, al volver a aparecer en el interior, evocarán en el cliente el recuerdo de aquello que ha captado su atención en el exterior.

Anuncios

Un comentario sobre “Escaparate y navidad en la farmacia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s