ImagenEl fondo de comercio en la farmacia.

¿Qué es el fondo de comercio?

El fondo de comercio se integra por el conjunto de bienes intangibles, tales como la clientela, localización, capital humano y otros de naturaleza análoga que suponen un mayor valor para la farmacia y que no pueden individualizarse de forma separada de otros elementos, de manera que no es susceptible de transmisión de forma aislada.

De acuerdo a la actual normativa mercantil, el fondo de comercio únicamente podrá figurar en el activo del balance cuando se haya adquirido a titulo oneroso, es decir, cuando se compra una farmacia en funcionamiento.

¿Cómo se valora el fondo de comercio?

 Su valoración se determina por la diferencia entre el importe satisfecho en la adquisición de una farmacia y la suma de los valores identificables de los activos individuales adquiridos menos los pasivos asumidos en la adquisición.

¿Cómo afecta al resultado económico de la farmacia?

 Hay que tener en cuenta que el fondo de comercio no se amortiza de forma sistemática, sin perjuicio de que en cada ejercicio pueda valorarse para, en caso de deterioro, dotar la correspondiente pérdida de valor, que tiene siempre el carácter de irreversible y, por tanto, este activo no recupera su valor inicial aunque hayan desaparecido las causas que motivaron el deterioro.

 No obstante, aunque no haya gasto contable por amortización, es deducible una corrección de valor del fondo de comercio siempre que se cumplan una serie de requisitos.

¿Qué cantidad puedo amortizar?

Fiscalmente es deducible el precio de adquisición del fondo de comercio con el límite anual máximo de la veinteava parte (5%) de su importe, llegando al 7,5% en el caso de cumplir los requisitos de las empresas de reducida dimensión. La mayoría de farmacias tienen esta consideración.

¿Puedo variar el % de amortización fiscal cada año?

Manteniéndose entre estos dos límites (% máximo de amortización y número de años en que debe amortizarse – % mínimo de amortización), el farmacéutico tiene un margen en cuanto al coeficiente que puede aplicar para recoger la amortización admisible como gasto del ejercicio, permitiéndose el cambio de coeficiente de un ejercicio para otro, siempre que se respeten los límites señalados. Para realizar este cambio no se precisa de autorización administrativa.

Las farmacias han sufrido ya muchos recortes de ahí que sea fundamental tener una buena planificación fiscal para paliar estos efectos.

Artículo escrito por: Toni Castro (Farmalia)

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s