1026072_53531436Si nos atenemos a la definición de hábito para la psicología, el hábito es cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato.

“Cada una de las elecciones que hacemos a diario no son la consecuencia de decisiones meditadas, como cabría pensar. Son hábitos.”

Pues bién, partiendo de esta definición observamos que en muchas farmacias es difícil cambiar hábitos adquiridos con el tiempo y que lastran los resultados.

Podemos encontrar clientes desatendidos mientras se recepcionan pedidos, clientes a los que no se les resuelven sus dudas o problemas, etc. Evidentemente, estas actitudes provocan cierto malestar y la consiguiente pérdida de clientes.

¿Qué hábitos deberemos evitar?

1.- Abalanzarse sobre los clientes al entrar.

2.- Hablar con los compañeros mientras está atendiendo.

Aunque parezca mentira sucede muy a menudo y el cliente queda totalmente desatendido en cuanto debería de ser el centro de atención en ese momento.

3.- Actitudes reactivas

Muchas veces el cliente pregunta por determinado producto que no se trabaja. El dependiente le contesta que no hay sin más.

¿haces que las cosas sucedan? ¿os acordáis de este post? pues bien, una actiyud reactiva es lo que se debería evitar en este caso preguntando al cliente y ofreciéndole alternativas.

4.-Desconocer el stock de productos.

Aunque parezca mentira muchos desconocen las lineas de producvto que se trabajan y, ya no hablamos de características, si no que las tienen en stock.

5.– Desaparecer.

Si, desaparecer detrás del mostrador para coger una llamada y tener esperando al cliente mucho tiempo, desaparecer para atender las necesidades de un compañero, etc

6.- Enfadarse con el mundo

Por mucho que estemos de mal humor o, estemos disgustados por algo, no deberemos transmitirlo en el mostrador a los clientes. Siempre hay días buenos y días malos, pero se debe de ser consciente que trabajamos con personas y que nuestro estado de ánimo se transmite.

7.- Abrir tarde y cerrar pronto.

Cumplir un horario es vital y, los clientes están habituados a él. Muchas veces se tiende a abrir 15 minutos tarde o, a cerrar antes de tiempo no dejando entrar a más clientes.

¿Podemos cambiarlos? evidentemente sí.

La adquisición de nuevos hábitos es un proceso que se debe introducir poco a poco y requiere de voluntad.

Libro recomendado:

El poder de los hábitos.  Charles  Duhigg.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s