Si has empezado a gestionar de una manera diferente tu farmacia, te has introducido en la gestión por categorías, y le prestas especial atención a los productos que vendes, te sonarán los conceptos de profundidad y amplitud.

En este post hablaremos del surtido y sus estrategias para lograr una buena gestión de la farmacia y mejorar el nivel de ventas.

Centrémonos en la parafarmacia, cuando hablamos de surtido hacemos referencia a la cantidad de referencias comercializadas. Como comprobarás, la gran cantidad de las mismas hace casi imposible su gestión por lo que es recomendable dividirlas en grupos más reducidos  facilitándonos la gestión de faltas, de compras, etc.

Podemos empezar agrupando el surtido de la farmcia por categorías (higiene dental, capilar, corporal, etc.) y por familias (uso frecuente, blanqueante, etc).

Llegado a este momento debemos tomar una decisión estratégica que marcará los resultados de la farmcia y buscar un enfoque hacia nuestro cliente. En un post anterior abordábamos el enfoque de la farmacia.

Amplitud

Hablaremos de amplitud de surtido cuando hablemos del número de categorías que definimos en la farmacia. Es decir el número de necesidades que cubre nuestra farmacia.

Profundidad.

Hablamos de profundidad cuando nos referimos al número de referencias específicas que contiene cada categorías. Es decir la variedad de productos ofrecida para cubrir una misma necesidad.

Coherencia

Hablaremos de coherencia cuando nuestro surtido goce de complementariedad y homogeneidad respecto a las necesidades que satisface.

¿Qué opciones tenemos?

1.- Un surtido amplio y poco profundo cubrirá muchas necesidades pero con poca variedad dentro de ellas. Muchas farmacias pequeñas suelen elegir este tipo de estrategia por realizar sus pedidos a los almacenes y facilitar las compras.  El problema es que limita mucho la elección del cliente que cada vez demanda más opciones.

2.- Un surtido amplio y profundo cubriría todas las necesidades  pudiendo tener alternativas de elcción, pero necesita un local de mayor tamaño y una mayor inversión en stock que muchas farmcias no pueden abordar.

3.- Un surtido poco amplio y con profundiad sería propio de farmacias especializadas en determinadas categorías. Podríamos poner de ejemplo farmacias que tienen una profundidad de surtido en dermocosmética con variedad de  marcas y referencias, pero por contra apenas tienen productos infantiles.

Para una buena configuración del surtido de la farmacia es vital conocer las necesidades de nuestros clientes y adaptar dicho surtido a las mismas. este conocimiento nos hará decantar la balanza por tener mayor amplitud o profundidad de surtido siempre buscando la mayor rotación posible del mismo.

Define una estrategia de surtido en tu farmacia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s